By continuing to use the site you agree to our privacy and cookie policy.

I agree

DIGITALIZACIÓN 3D E IMPRESIÓN 3D

Con los importantes avances tecnológicos de la actualidad, la digitalización 3D y la impresión 3D (que también se conoce como fabricación aditiva) no solo arrasan en la industria de la producción, sino que también brindan sorprendentes beneficios para otros sectores, entre ellos, preservación del patrimonio, arte y arquitectura, atención médica, educación e investigación, y multimedia.

En pocas palabras, la digitalización 3D y la impresión 3D permiten "entrar" y "salir" del mundo digital. Esto significa que cualquier entidad física puede digitalizarse con eficiencia y crearse de forma digital para obtener los niveles más altos de calidad y realismo. Los datos digitalizados resultantes, ahora en un formato de archivo de diseño asistido por computadora (CAD), pueden utilizarse para desarrollar productos nuevos, mejorar componentes existentes, realizar ingeniería inversa y control de calidad, llevar a cabo investigaciones y archivar información importante y exclusiva.

Resulta sencillo entender por qué es cada vez más frecuente el uso de tecnologías de digitalización 3D e impresión 3D por parte de los fabricantes de todo el mundo. Por ejemplo, la digitalización 3D y la fabricación aditiva pueden permitir a los fabricantes desarrollar productos muy complejos y personalizados que de otro modo no se podrían fabricar físicamente. La digitalización 3D también agiliza la creación de prototipos para acelerar la llegada al mercado. Asimismo, los fabricantes pueden simplificar, optimizar y acelerar los procesos de ensamblaje, lo que a su vez reduce los costos de control de calidad y mano de obra asociados. Además, la digitalización 3D y la impresión 3D generan menos residuos y permiten a los fabricantes contar con una producción a pedido, lo que puede eliminar los enormes inventarios y la logística no sostenible.

¿Y qué sucede con los demás sectores del mercado? ¿Cómo pueden beneficiarse con la digitalización 3D y la impresión 3D? ¡Solo debe dar rienda suelta a su imaginación! Estos son solo algunos ejemplos interesantes de las aplicaciones de la digitalización 3D y la impresión 3D:

  • Preservación del patrimonio: Los arqueólogos y los investigadores pueden digitalizar objetos y artefactos extraños para archivarlos e investigarlos. También pueden imprimir modelos 3D para exhibirlos en todo el mundo.
  • Arte y arquitectura: Los artistas, escultores y arquitectos pueden digitalizar objetos artísticos o elementos de un diseño arquitectónico. Pueden realizar cambios en el diseño de forma digital y, luego, imprimirlos nuevamente para ver los resultados.
  • Educación e investigación: Los profesores pueden utilizar los escáneres 3D y las impresoras 3D para instruir mejor a sus alumnos en diseño industrial, diseño mecánico, ingeniería y muchas otras áreas. Los investigadores pueden aprovechar la digitalización 3D y la impresión 3D para analizar objetos físicos.
  • Multimedia: Los artistas que realizan trabajos 3D en computadoras utilizan la digitalización 3D para producir simulaciones extremadamente realistas del mundo real, ya sea para videojuegos o con fines militares, científicos, educativos o de entrenamiento.
  • Atención médica: La industria médica utiliza escáneres 3D para digitalizar el cuerpo humano completo, o sus partes, con el fin de llevar a cabo investigaciones. Las compañías también utilizan los datos digitalizados para desarrollar equipos que se adapten mejor al cuerpo humano.

Estas son solo algunas de las maneras en que las organizaciones utilizan la digitalización 3D y la impresión 3D en la actualidad. Las posibilidades son infinitas, y solo el tiempo dirá qué otras extraordinarias aplicaciones surgirán gracias a la digitalización 3D y la impresión 3D.